Centro Histórico de la Ciudad de Arequipa Patrimonio Cultural

Inscripción: 24ª Sesión del Comité del Patrimonio Mundial. El Cairo, 27 de noviembre, 2000.

El centro histórico de Arequipa representa la combinación de influencias nativas y características de construcción española en un terreno inestable debido a terremotos, formado por gruesas paredes, arcos, pórticos, bóvedas, patios y espacios abiertos construidos principalmente con sillar, la piedra volcánica que proviene del volcán el Misti. Las poblaciones indígenas preexistentes, la conquista y la evangelización españolas, el entorno natural y los frecuentes terremotos, son factores principales en la definición de la identidad de Arequipa. La ciudad fue fundada en 1540 en un valle que había sido intensamente cultivado por comunidades prehispánicas. El diseño de una aldea indígena ha sobrevivido cerca del Centro Histórico en el distrito de San Lázaro. El sitio del Patrimonio Mundial consta de 49 bloques originales del diseño español.

La arquitectura ornamentada en el centro histórico de Arequipa representa una obra maestra de la integración creativa de características europeas y nativas, cruciales para la expresión cultural de toda la región (Criterio (i). El centro histórico de Arequipa es un ejemplo de asentamiento colonial, con influencias indígenas, el proceso de conquista y evangelización (Criterio (iv)14. Aquí es posible identificar cinco períodos: la fundación (1540-82), el esplendor barroco (1582-1784), la introducción del rococó y el neoclasicismo (1784-1868), el empirismo moderno y la moda neoclásica (1868-1960). El núcleo de la ciudad histórica es la Plaza de Armas (Plaza Mayor) con sus arcos, el municipio y la catedral. En una esquina de la plaza se encuentran la iglesia y los claustros de La Compañía, el conjunto más representativo del período barroco mestizo de finales del siglo XVIII. El Monasterio de Santa Catalina es una impresionante ciudadela religiosa que integra estilos arquitectónicos de los siglos XVI al XIX. El complejo de San Francisco incluye una pequeña plaza, la iglesia principal, el convento y los claustros de la tercera orden. Las capillas y conventos de Santo Domingo datan de los siglos XVI al XVIII: San Agustín, La Merced y la iglesia de Santa María; Santa Teresa y Santa Rosa. El Puente Real (ahora Puente Bolognesi) y el Puente Grau también están construidos de sillar.

Integridad.- El área de protección del centro histórico de Arequipa comprende 166.52 ha, abarca todos los elementos representativos y las características físicas del complejo urbano y arquitectónico y su evolución histórica, que expresa el Valor Universal Excepcional del sitio. El diseño urbano fundacional de la ciudad, sus entornos urbanos monumentales y edificios religiosos y civiles construidos entre los siglos XVII y XX, conforman su carácter urbano histórico. El centro histórico de Arequipa se integra al entorno natural y cultural del valle del río Chili, coronado por tres volcanes nevados. Estos atributos conservan y mantienen una relación armoniosa sin alteraciones significativas.

Autenticidad.- La planificación del trazado urbano del centro histórico de Arequipa mantiene su originalidad y gran parte del tejido urbano que expresa el carácter mixto de la ciudad y su identidad histórica. Las técnicas de construcción con piedra volcánica y el fino trabajo escultórico de pórticos y otras estructuras en sillar también atestiguan el desarrollo tecnológico y el arte barroco que ha sobrevivido desde el siglo XVII. Las iglesias mantienen su uso religioso; sin embargo muchas casas solariegas han perdido su uso original como residencias.

Requisitos de protección y gestión.- El centro histórico de Arequipa está protegido por la Constitución Nacional y por la Ley Nº 28296, Ley General del Patrimonio Cultural Nacional del 2004. La Resolución Suprema Nº 2900, de 1972, declara el centro histórico de Arequipa como Área Monumental con un valor patrimonial. El Decreto Supremo Nº 012-77-IT / DS de 1977 define los límites del área monumental, y la Ordenanza municipal Nº 13-99 determina la protección y crea la Superintendencia Municipal de Gestión y Control del centro histórico de Arequipa. La tarea fundamental es proteger la ciudad de fenómenos naturales: actividad sísmica, volcánica de baja intensidad y El Niño-Oscilación del Sur (ENSO). Así mismo, el centro de la ciudad soporta una sobrepoblación, intenso tráfico vehicular y contaminación, comercio formal e informal, y la demolición de propiedades inmobiliarias para ser utilizadas como estacionamientos o tiendas comerciales.

14 Centro del Patrimonio Mundial. Declaración retrospectiva de valor universal excepcional del Centro histórico de Arequipa, Decisión WHC-15/39.COM/8E, aprobada en la 39 Sesión del Comité del Patrimonio Mundial (Bonn, Julio del 2015).

Comments are closed.