Entrevista a Iván Ghezzi Solis

Arqueólogo

Arqueólogo por la Pontificia Universidad Católica del Perú, con maestría y doctorado de la Universidad de Yale, el Dr. Ivan Ghezzi fue director del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, donde impulsó la recuperación, apertura y renovación de nuevas salas y exhibiciones temporales, exposiciones internacionales y un notable incremento en el número de visitantes, investigaciones, colaboración interinstitucional y donaciones. Publicó en la revista Science el hallazgo en Chankillo del observatorio solar más antiguo del hemisferio, y dirigió el proyecto para su inscripción en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Actualmente es Investigador del Instituto Francés de Estudios Andinos y del Centro para la Investigación de Campo, y presidente del Instituto de Investigaciones Arqueológicas. Así mismo, es becario de la Universidad de Maryland, donde se especializa en la gestión de organizaciones culturales. Es Coordinador de Proyectos Estratégicos en la PUCP, y dirige el proyecto de investigación, conservación, y puesta en valor de Chankillo.

Recientemente el Observatorio Solar de Chankillo fue reconocido por la UNESCO en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad. ¿Que significado tiene esa nominación y cuáles son las perspectivas en el futuro?

Chankillo ayuda a cambiar la historia del Perú. Hemos crecido escuchando que el Perú es un país “subdesarrollado”, que forma parte del “tercer mundo”. Así nos ven desde afuera, y en la escuela aprendemos que la contribución más importante del Perú prehispánico a la humanidad habría sido, aparentemente, la domesticación de la papa y otros cultivos, que con la colonización europea se distribuyeron al resto del planeta y alimentan hoy a la humanidad. En cambio, ahora, con el reconocimiento de Chankillo, el Observatorio Solar más antiguo de América, como una “obra maestra del genio creativo humano” por la UNESCO, no hay dudas que esta maravilla de la ingeniería, arquitectura, y astronomía, es la Cuna de la Astronomía en el hemisferio, y por lo tanto la prueba de que los antiguos peruanos no solo cultivaban y pescaban, sino que también hacían ciencia de gran calidad. Debemos sentirnos orgullosos todos los peruanos y tomarlo de modelo para aspirar a que nuestro país sea grandioso y relevante en la escena internacional.

Por otro lado, un estudio de una economista especializada en turismo concluyó, partiendo de datos de visitas en otros sitios del Patrimonio Mundial, qué si Chankillo era inscrito en la lista y se ejecutaban las inversiones necesarias para tener un circuito de visitas en Casma, en un plazo de 10 años el impacto por nuevos ingresos en la provincia de Casma podría ascender a 10 millones de soles.

¿Podría describir cuáles son las característas más importantes del Observatorio Solar Chankillo?

Para apreciar la salida y puesta del Sol, los antiguos astrónomos y los visitantes se ubicaban en dos lugares específicos: el punto de observación este y el punto de observación oeste, desde los cuales se aprecian las Trece Torres. El primero es una pequeña plataforma abierta a todos. El segundo era un espacio al que solo podían acceder los sacerdotes astrónomos y líderes, protegido por muros perimétricos y accesos restringidos que permitían controlar el ingreso y tránsito. Los sacerdotes astrónomos de Chankillo sabían que el verano se iniciaba al observar, desde el punto de observación oeste, la salida del Sol sobre la torre 13, pues ello sucede entre el 20 y el 23 de diciembre, fechas que los astrónomos y meteorólogos modernos llaman solsticio de diciembre. También los antiguos sacerdotes podían identificar el inicio del invierno, pues, en el solsticio de junio –entre el 20 y el 22 de junio–, el Sol sale entre la torre 1 y el cerro Mucho Malo. Entre esos dos extremos, los sacerdotes podían identificar el equinoccio de marzo –el inicio del otoño, entre el 20 y el 21 de marzo– y el equinoccio de septiembre –el inicio de la primavera, entre el 22 y el 23 de setiembre-. El observatorio solar Chankillo les permitía seguir el ciclo del Sol durante todo el año, pues cada día el Sol sale o se pone entre las torres marcando fechas exactas.

¿Existe un proyecto de conservación de Chankillo y de su acondicionamiento turístico? ¿Qué se requiere para ello?  

El Plan de Gestión de Chankillo, aprobado oficialmente por el Ministerio de Cultura en el 2020, contempla varios programas y proyectos para Chankillo, su conservación y el acondicionamiento turístico del lugar. Para ello se requiere que el Ministerio de Cultura destine los fondos presupuestados en el Plan de Manejo, que ascienden aproximadamente a 60 millones de soles de inversión en un plazo de varios años. Para lograr esta inversión, y que sea efectiva, el mejor vehículo es crear una unidad ejecutora, como ha ocurrido con otros lugares que ahora debemos tomar como modelo a seguir.

Comments are closed.